cintillo (superior)

Los miembros de la Patrulla Fronteriza están  respetando la no separación de las familias migrantes,  que en  la búsqueda del “sueño americano” tratan de cruzar la frontera de forma irregular, constató hoy la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante durante su visita a este centro de seguridad estadounidense.

El jefe de la Patrulla Fronteriza en Mcallen, Manuel Padilla, le explicó a  la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante,  encabezada por la primera dama, Ana García de Hernández, las estrategias que se están llevando a cabo para evitar el flujo migratorio irregular a los Estados Unidos, las cuales siguen siendo las mismas que los años anteriores; lo único que se está respetando es la no separación de la familias.

En efecto, ya no existe la implementación de la política Tolerancia Cero en cuanto a la separación de las familias. “Pudimos recorrer el lugar y constatamos que en el Centro de Procesamiento Central están las madres con sus hijos”, expresó la esposa del presidente Juan Orlando Hernández. “Esto es importante porque nuestra preocupación en este momento es que las familias fueran separadas y esto podría generar consecuencias muy graves en los menores y sus padres, pero esto ya no se está dando”, aseguro la señora García.

Detenciones

En lo que va del año fiscal se han realizado 115,000 detenciones, de las cuales el 50 por ciento corresponde a  unidades familiares y niños no acompañados; el resto es de personas que están tratando de evadir a la patrulla fronteriza. Una de las principales causas de migración de las unidades familiares y niños no acompañados es debido a que actualmente  no son detenidos, sino que son remitidos a un juez de migración que verá su caso en  3 a 5 años, lo que provoca un  incremento en  los índices de migración de unidades no familiares, aseguró. “No pongan sus vidas en la mano de los contrabandistas; entre todo este caos, entre toda esta situación migratoria, encontramos muchos abusos de toda clase por parte de los contrabandistas, que abusan de mujeres, les roban su dinero, extorsionan a sus familiares por más dinero. No pongan sus vidas en las manos de esos contrabandistas, si quieren migrar, hay métodos legales de seguir una migración”, manifestó Padilla.

Declaró que las penas contra los contrabandistas son severas, ya que es un delito tipificado de la misma forma que el crimen organizado considerando que el tráfico de personas genera más dinero que el narcotráfico, aseveró el jefe de la Patrulla Fronteriza. La Fuerza de Tarea de Atención al Migrante se encuentra en la frontera para garantizar que se respeten los derechos humanos y la no separación de las familias de los migrantes hondureños.

En ese sentido, la primera dama, Ana García de Hernández, estará por dos días en McAllen, con una agenda que contempla   visitas  a los centros de detención del  Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE,  por sus siglas en ingles), la Patrulla   Fronteriza y el albergue New Hope en McAllen. Además, la Fuerza de Tarea visitará  la sede de Caridades Católicas, la cual es un refugio temporal de migrantes liberados por el ICE, y el Programa Nueva Esperanza, entre otros centros que albergan a menores y adultos que fueron detenidos tratando de pasar la frontera estadounidense.

Este grupo de alto nivel  fue creado  por el presidente Juan Orlando Hernández en junio de 2014 a raíz de la crisis migratoria provocada por el éxodo de menores hacia los Estados Unidos a causa de la inseguridad que  el crimen organizado generó en Centroamérica.

cintillo